interno     noticias     Cultural
El Premio Nobel de Literatura alemán reitera que el régimen israelí amenaza la paz mundial
  Teherán, 7 de abril, IRNA - Imperturbable ante los ataques del lobby sionista, el Premio Nobel reafirmó que la posesión del régimen israelí de armas nucleares constituye una amenaza para la paz mundial.
Share/Save/Bookmark
Saturday 7 April 2012 19:44
código : 53240
El Premio Nobel de Literatura alemán reitera que el régimen israelí amenaza la paz mundial
Entrevistado por la Agencia de noticias alemana (DPA), el escritor alemán defendió su poema publicado el miércoles, en el cual señalaba que el régimen SIonista, como potencia nuclear constituye 'un peligro para la paz mundial, ya frágil'.

No se trata de declaraciones antisemitas como algunos tratan de hacer creer, sino de un grito verdadero que molesta al pensamiento occidental bien asentado, dijo.

El pasado miércoles, Günter Grass levantó un gran revuelo al publicar el poema titulado 'Lo que debe decirse', una larga poesía de nueve estrofas en la cual ataca frontalmente la política de Israel contra Irán. Denuncia asímismo las amenazas nucleares y el arsenal atómico del régimen israelí.

Ese célebre escritor alemán indica que desde hace mucho tiempo ha guardado silencio sobre el programa nuclear secreto del régimen israelí, porque su país se ha comprometido con 'los crímenes sin comparación', pero se ha dado cuenta que ese silencio es como 'una burda mentira'.

El arsenal nuclear de Israel se estima en centenares de ojivas nucleares, un arsenal que ocupa el quinto lugar entre las potencias nucleares, tras los programas de la India, Paquistán y Corea del Norte.

En Alemania, 'un país democrático donde impera la libertad de prensa, existe una cierta desinformación de la opinión pública, y un rechazo a abordar esa cuestión, cuestión que yo planteo ahora', afirmó.

'Se remueven viejos clichés', prosigue. El calificativo de 'eterno antisemita' que le atribuye un periódico es, según él, un cliché del mismo apelativo de 'judío errante' a la inversa. 'Es bastante ofensivo, e indigno de una prensa democrática', añadió Grass.