interno     noticias     Irán
Tergiversaciones Mediáticas: ¿Borrar a Israel del Mapa? ¿Negar el Holocausto? ¡Falso!
  La demonización de la víctima por parte de los medios de comunicación es parte de la manipulación psicológica, fundamental y necesaria para que la población de EE.UU., de Israel y del mundo acepte apoyar (o permanecer pasivos que es lo mismo) otra guerra inaceptable. Fomentar el miedo es una de las estrategias fundamentales del imperio para hacer aceptables sus crímenes. Veamos en la práctica algunos ejemplos aleccionadores de cómo se hace.
Share/Save/Bookmark
Sunday 15 April 2012 15:06
código : 53502
Tergiversaciones Mediáticas: ¿Borrar a Israel del Mapa? ¿Negar el Holocausto? ¡Falso!
¿BORRAR A ISRAEL DEL MAPA?

El 26 de octubre de 2005 la agencia de prensa estadounidense Reuters, lanzó una operación de guerra muy bien orquestada contra Irán.

Como señala el excelente análisis de esta "Noticia" hecho por la Red Voltaire, uno de los representantes de la agencia Reuters era desde hacía unos meses, antes el verano del 2005 miembro de la sala de guerra ( War Room) del Pentágono.


Reuters escribió: "La agencia de prensa oficial IRNA informó que el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad había declarado el miércoles que Israel debía ser borrado del mapa, frustrando así las esperanzas de que Irán moderaría su hostilidad con relación al Estado judío.

El apoyo a la causa Palestina es un pilar central de la República Islámica que se niega oficialmente a reconocer el derecho a la existencia de Israel.

" Israel debe ser borrado del mapa", declaró Ahmadineyad durante una conferencia titulada "El mundo sin sionismo" en la que participaron 3,000 estudiantes conservadores que gritaban "Muerte a Israel" y "Muerte a América" .


Nótese que la agencia Reuters que distribuye noticias que son reproducidas en todo el mundo hábilmente empieza dando como fuente una agencia Iraní para darle credibilidad al asunto y para lavarse las manos.

Perfecto ... una de las agencias de prensa mas importantes y prestigiosas del mundo se limita a dar una "noticia" a sabiendas de que será reproducida fielmente cuasi literalmente y de forma acrítica por todos los grandes medios de desinformación del mundo sin consultar la fuente original que dice otra cosa.

El cable original de la IRNA que cita Reuters no dice las mismas palabras que la agencia atribuye al presidente Ahmadineyad.


La operación de guerra estaba lanzada. Y la estrategia Norteamericana - Sionista funcionó a la perfección dando lugar a la cadena de reacciones esperadas.

En primer lugar la prensa y la opinión pública.

Basándose en este fraude de la prestigiosa agencia de noticias Reuters, la prensa internacional habló de una radicalización de la República Islámica de Irán.

La presentó como dirigida por unos locos peligrosos que pretendían utilizar la bomba atómica. Todo el mundo occidental pudo ponerse a temblar ante la amenaza de estos fanáticos y a reclamar la protección de sus bienhechores líderes.


Antes de llegar a la observación de infausta memoria, es importante señalar que la "cita" en cuestión fue ella misma una cita - son palabras del difunto Ayatolá Jomeini, padre de la Revolución Islámica-.

Aunque citó a Imam Jomeini para reafirmar su propia posición sobre el sionismo, las palabras pertenecen a Imam Jomeini y no a Ahmadineyad. Por lo tanto, se ha acreditado (o culpado) a Ahmadineyad por una cita que no sólo no es original, sino que representa un punto de vista que ya existía hace tiempo, antes de que llegara el poder.


La verdadera cita:

¿Entonces, qué dijo realmente Ahmadineyad? Para citar sus palabras exactas en farsi:

"Imam goft In Reyim-e Ishgalgar-e Qods bayad az Safheh-ye Ruzgar Mahv shavad".

Ese pasaje no significará nada para la mayoría de la gente, pero una palabra podría sonar conocida: reyim-e. Es la palabra "régimen", pronunciada exactamente como la palabra inglesa, agregándole un "eh" adicional al final.

Ahmadineyad no se refirió a Israel, el país, o a Israel, la masa terrestre, sino al régimen sionista israelí. Es una diferencia enormemente significativa, ya que no se puede borrar a un régimen del mapa. Ahmadineyad ni siquiera se refiere a Israel por su nombre, en su lugar usa la frase específica "reyim-e ishgalgar-e qods" (régimen que ocupa Jerusalén).


Por lo tanto, esto provoca la pregunta... ¿Qué quería exactamente "borrar del mapa"? La respuesta es: nada. Porque jamás utilizó la palabra "mapa". La palabra persa para mapa, "naqsheh", no aparece en ninguna parte de la cita original en farsi, o, en realidad, en ningún sitio en todo su discurso. Tampoco se mencionó en ningún lugar la palabra original "eliminado".

Sin embargo se nos quiere hacer creer que el presidente de Irán amenazó con "borrar a Israel del mapa", a pesar de que jamás utilizó las palabras "mapa", "borrar" o incluso "Israel".


La prueba:

Toda la cita traducida al castellano de la traducción directa al castellano:

El Imán dijo que este régimen que ocupa Jerusalén debe desaparecer de la página del tiempo.

Traducción palabra por palabra:

«El Imám (Jomeini) goft (dijo) In (que este) reyim-e (régimen) ishgalgar-e (que ocupa) Qods (Jerusalén) bayad (debe) az safheh-ye ruzgar (de la página del tiempo) mahv shavad (debe desaparecer)».


La transcripción completa del discurso en farsi, archivado en el sitio en la red de Ahmadineyad www.president.ir/farsi/ahmadinejad/speeches/1384/aban-84/840804sahyonizm.htm


Luego los políticos:

Estados del mundo entero recordaron que reconocían al Estado de Israel y que su existencia no podía ser puesta en tela de juicio. Algunos Estados pidieron explicaciones a los embajadores iraníes, llamaron a sus embajadores en Teherán, etc. Muchos aprovecharon la ocasión para reforzar su política pro sionista y para demonizar a los que se apartan del orden imperial.


Luego la ONU

Naturalmente el estado sionista estaba preparado para azuzar el fuego y hacerlo llegar lo más lejos posible: Simon Peres solicitó la expulsión de Irán de la ONU y el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Silvan Shalom, presionó al Consejo de Seguridad de la ONU para que tomase una decisión.

Este se limitó a condenar las palabras del presidente Ahmadineyad. Consecuentemente con esto la única respuesta que se hacia aceptable en el horizonte manipulado era adelantarse con una "guerra preventiva" contra Irán.


Las autoridades iraníes, respondieron publicando el vídeo del discurso original del presidente Ahmadineyad... pero estaba en farsi. Así que, nadie lo entendía y además nadie quería entender el fraude.

Por el contrario el vídeo fue aprovechado y divulgado en las cadenas internacionales como una confirmación de las palabras imputadas, sin que se tradujera, para echar más leña al fuego. Un incendio que no se ha extinguido. Desde entonces la bola ha seguido rodando y creciendo...

Un análisis muy detallado de la retórica en los medios de comunicación orientada hacia la guerra contra Irán sobre la manipulación de las declaraciones del presidente de Irán respecto a borrar del mapa a Israel y negar el Holocausto ha sido realizado por Anneliese Fikentscher y Andreas Neumann.


Las declaraciones del presidente de Irán, manipuladas por la agencia Reuters y los medios de desinformación de masas se han convertido ya en "Historia". Esta historia falsificada tiene el objetivo evidente de demonizarlo. Y no hay que olvidar que la demonización es siempre la etapa previa para atacar un país como ha explicado muy bien Michel Collon en su excelente libro "Ojo con los medias".


El Vice Presidente Dick Cheney en una entrevista a la MSNBC decía ya hace un año que Irán está "en la cumbre de lista de los estados canallas. Irán tiene una política cuyo objetivo es la destrucción de Israel, Así que Israel puede muy bien decidirse a actuar primero."


A finales de 2005, se creó en los Estados Unidos CUFI (que no es ningún perro) si no la poderosa organización de iglesias evangélicas de Cristianos Unidos por Israel (Christians United for Israel). Los fundamentalistas de CUFI pretenden que el presidente de Irán Mahmud Ahmadinejad es el Anticristo que quiere destruir Jerusalén. Y no es para que te lo tomes a broma. El diario israelí Ha’aretz considera que los fundamentalistas cristianos de CUFI son más poderos que el lobby pro-israelí AIPAC (American Israel Public Affairs Committee).


En realidad CUFI completa la función de AIPAC. Mientras que esta última sigue ocupándose de los poderosos, Cufi se ocupará del pueblo para extender el apoyo a Israel y a sus guerras sionistas en el seno de las iglesias evangélicas y movilizar a sus 50 millones de fieles.


El cerebrito de este proyecto guerrero es David Brog, asistente parlamentario judío sionista y primo del ex primer ministro israelí Ehud Barak.

Mas recientemente y en la misma línea se ha formado la federación de cristianos sionistas durante una comilona de lujo de 3.500 pastores y responsables evangélicos organizada el 18 de julio de 2006 y de paso celebrar el comienzo del genocidio israelí contra el Líbano iniciado justo 5 días antes.

El ágape no reunió solo a pastores como Jerry Falwell, sino también a influyentes congresistas estadounidenses de ambos partidos (aunque predominan los demócratas), el embajador de Israel Daniel Ayalon, el ex jefe de Estado Mayor, general Moshé Yaalon.


En su intervención el senador Santorum dejó bien claro contra quién tienen que luchar: "el Fascismo Islámico es un mosaico, pero la pieza maestra de ese mosaico, la que está en contacto con todas las demás es Irán... ese es el enemigo con el que nos enfrentamos... ese es el enemigo que nos ataca. .. vayamos al corazón del problema que es Irán."


Los fundamentalistas de CUFI demonizan descaradamente a Irán y a su presidente por todos los medios incluyendo revistas y libros. Ese es justamente el tema de un bestseller publicado en Enero 2006 que ha llegado al número 2 de ventas en USA: "Jerusalem Countdown." La cuenta atrás de Jerusalén: una alerta para el mundo... la última oportunidad para la paz.


En este bodrio la satanización de Irán llega a su apogeo. Se afirma que Irán es un país dirigido por fanáticos que quieren borrar a Israel del mapa lanzando una bomba atómica sobre Jerusalén. Después de la invasión de Israel por musulmanes y rusos, Estados Unidos tendría que librar una segunda guerra por el control de Israel contra China y la Unión Europea. Esa guerra daría lugar al surgimiento del Anticristo.... etc.


El autor, el reverendo evangélico John Hagee no es ningún demente delirante, sabe lo que hace y es una pieza de primera línea importante en CUFI. Es además el creador de la revista JP Christian Edition.

En su edición de febrero 2006 publicó un artículo sobre la amenaza que representan Irán y sus brazos armados, Hamas y Hezbollah. El JPCE es una revista bimestral que se distribuye como suplemento del periódico norteamericano Jerusalem Post dirigido por, Aviv Bushinsky, ex consejero de relaciones con la prensa del primer ministro israelí Banjamin Netanyahu.


La habitual referencia que se hace para justificar los disparates de CUFI, de Cheney y de muchos otros, es el histórico discurso del presidente de Irán Ahmadineyad deformado por la agencia Reuters (" Israel debe ser borrado del mapa") y publicado por todos los medios a pesar de que Ahmadineyad se refería al régimen sionista israelí y no al país en sí.

Así que la cuestión no es Borrar del mapa a Israel ¿ Que dijo realmente el presidente de Irán? : "Dejad borrar del mapa regional al Estado judío exclusivo, sustituidlo mediante un Referéndum popular por un solo Estado para todos los ciudadanos del lugar, judíos o no. El derecho a gobernar le pertenece al pueblo entero de Palestina, sean musulmanes, cristianos o judíos"


Eso es lo que dijo Ahmadineyad, el presidente de Irán y no lo que los medios de desinformación han dicho que dijo para demonizarlo y preparar la próxima guerra contra su país.

(36) Por lo tanto el presidente Ahmadineyad no declaró nunca que quería borrar a Israel del mapa, sino que suscribía las declaraciones del Imam Jomeini según las cuales "un día este régimen ocupante que ocupa Al-Quds (no Israel como pueblo) debe desaparecer de las páginas del tiempo".


La supuesta radicalización de Irán, es todo lo contrario a la vista de la realidad en la sociedad Iraní actual. Irán mantiene desde hace veinticinco años la condena del sionismo, de la misma forma que condena el apartheid, el racismo y las armas atómicas.


¿NEGAR EL HOLOCAUSTO?

La misma manipulación impresentable ha sucedido en cuanto a sus declaraciones sobre el holocausto de los judíos. Se ha dicho que lo ha negando, cuando en realidad el presidente de Irán denunció la creación de un mito alrededor del holocausto utilizado con fines políticos y no el holocausto como mito en sí mismo. Lo mismo sucede con las falsas noticias sobre que próximamente los Judíos iban a tener que llevar un uniforme en Irán.



© 2005-2011 AhlulBait News Agency. Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción de esta noticia citando la fuente ABNA.ir


------
112