interno     noticias     Irán
Irán: Las causas principales de la depresión
  Uno de los grandes problemas en el mundo, es la ausencia de serenidad. Las enfermedades psicológicas aumentan y si esto continua así el mundo se convertirá en un gran hospital psiquiátrico
Share/Save/Bookmark
Monday 16 April 2012 16:20
código : 53536
Irán: Las causas principales de la depresión
Durante la apertura de su curso de jurisprudencia superior en la mezquita de Qom, el ayatolá Nasser Makarem Shirazi, se refirió a un hadiz Qodsi del Imam Sadeq (P), que declara que todo cambio en la vida del creyente, es una manifestación de la voluntad divina y que los creyentes satisfechos de la voluntad divina, son pacientes en las dificultades y reconocen por las bendiciones de Dios que se les inscribirá en el grupo de los veraces.


«Uno de los grandes problemas en el mundo, es la ausencia de serenidad. Las enfermedades psicológicas aumentan y si esto continua así el mundo se convertirá en un gran hospital psiquiátrico. Una de las razones principales de estos problemas es la falta de fe. El Corán brinda muchos ejemplos de que las personas que se apoyan en Dios, han logrado superar grandes dificultades y han estado siempre satisfechos del decreto de Dios.


En este sentido el Corán dice: «Verdaderamente el recuerdo de Dios conforta los corazones».


El ayatolá Makarem Shirazi también presento algunos ejemplos de la vida de los profetas y declaró que si el honorable Profeta José (Iusuf), no hubiera sido lanzado al pozo, él no habría podido salvar después al gran pueblo de Egipto de la sequía.


«La vida esta repleta de situaciones difíciles y dolorosas que de hecho, son un bien para el ser humano sin que él se de cuenta. Lo importante es la confianza en Dios que trae un alivio en la vida. Los veraces a los que se refiere el hadiz son aquéllos que creen en la bondad y la sabiduría divina, y son sinceros en su fe en Dios», dijo el marya.


En otra parte de su discurso, el ayatolá Makarem Shirazi, insistió en la necesidad de luchar contra los opresores que desean debilitar a los musulmanes.


«Los enemigos buscan vengarse del pueblo iraní que ha evidenciado perspicacia política desbaratando sus complot, reaccionando de forma conveniente en los momentos y situaciones difíciles », declaró el ayatolá Makarem Shirazi.